EL MISTERIO DETRÁS DEL 31 DE OCTUBRE

Múltiples leyendas y explicaciones se pueden encontrar en los diferentes medios de información sobre el origen de esta celebración, así como también, qué hacer, qué ropa usar, qué no hacer, etc. Ha sido de las celebraciones más perseguidas, más controvertidas y al mismo tiempo, una de las más preservadas, precisamente por su importancia oculta. El caso es,  que aún hoy, en las diferentes religiones y caminos espirituales esta fecha se celebra, con diferentes nombres, cuyo98 común denominador es la Muerte.

Y es que lastimosamente no somos preparados para ella. Sabemos que existe, que tarde o temprano llegará, pero aún así, preferimos no hablar del tema. Aprendemos que realmente la muerte no existe, porque la vida es eterna, que la muerte es tan sólo un paso para una nueva vida, que no hay razón para temerle, etc. Pero para mi, de acuerdo a mi propia experiencia personal, estos argumentos lo único que hacían era fomentar una especie de negación hacia la vivencia de lo inevitable, y con ello el insistir en no ahondar sobre el tema.

Hoy soy una convencida que el tema no sólo hay que tocarlo, sino profundizarlo y confrontarlo. Y esa es la mística del 31. Confrontar mi propia muerte decidiendo a qué es importante morir, qué definitivamente no va más y cómo voy a hacerlo. Y con el tiempo, y aclaro con el tiempo, porque mis primeras celebraciones eran más una fiesta de disfraces con fogata que una decisión consciente sobre los verdaderos cambios que necesitaba experimentar; con el tiempo comprendí que vivir el momento de muerte a través del simbolismo de esta fecha, me ha permitido vivir realmente un renacimiento, una nueva vida. El problema es que no nos gusta la destrucción que se genera antes de ese nuevo renacer, no nos gustan las emociones que experimentamos, y al principio, yo creía que por estar en un camino espiritual serio podía saltarme esa parte. De hecho, creía que el camino espiritual era para eso, para evitarme ese tipo de experiencias. Hasta que comprendí que toda experiencia debe ser vivida, tiene que ser vivida. Principalmente la destrucción, pues con ella he recibido lo más preciado en mi vida: el don de la transformación.

Ese es el misterio del 31. Decidir conscientemente mi transformación, decidir mi muerte simbólica a aquello que me impide avanzar y vivir la experiencia.

Es por ello que comúnmente se le conoce como el día de las brujas y antiguamente era una celebración de año nuevo. Porque las brujas y los magos sabemos que la muerte sí existe, podemos verla cara a cara y decidir juntos nuestra transformación. Por eso es una fiesta, donde honramos a quienes cumplieron su ciclo en esta existencia alcanzando su transformación máxima y también honramos y celebramos la nuestra.
Feliz Samhain, Feliz Halloween, Feliz transformación!!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat