PIDE Y SE TE DARÁ

No se imaginan cuantas veces he escrito, borrado y vuelto a escribir este blog. Espero que esta vez la inspiración decida quedarse. Y caigo en cuenta en este instante que las dudas que llegan al escribir corresponden a las dudas que la mayoría de las veces me asaltan al actuar conforme a esa frase. Por qué si se nos ha garantizado que todo está listo para nosotros seguimos dudando? Por qué yo que soy el testimonio andante de ese pide y se te dará sigo dudando de esa garantía?

Y sólo se me ocurre una respuesta a esa pregunta. El miedo. Porque precisamente la garantía de que funcione requiere absoluta confianza y absoluta entrega. Soltar el control del cómo se te dará y simplemente esperar. Y eso para alguien con formación ejecutiva y de empresa multinacional es mucho pedir. Aunque debo admitir que poco a poco le voy cogiendo el tirito y cada vez más me disfruto el pedir y el esperar recibir.

En un viaje como el que hago actualmente es donde puedo evidenciarlo fácilmente. Ayuda mucho el hecho de que mi única ocupación es decidir cuántos kilómetros voy a caminar cada día. Por lo tanto mi mente, si me llega a enredar, lo hace cuando intento decir algo en italiano que a la larga viene siendo una preocupación vanal. Y ahí radica la clave de todo este misterio…no dejarse enredar por la mente y si te enreda,  enfocarla nuevamente en la confianza de que está garantizado tu pedido y que ese enredo es tan sólo miedo, una ilusión, algo que no es real. Enfocarla  en que realmente tu pedido es un hecho sin importar cuánto se tardará. Y por supuesto, agradecer. Agradecer anticipadamente fortalece la confianza, aumenta la fe, minimiza el miedo.

Difícil? Si. Al principio. Por la costumbre de planificar todo con fechas. Pero cuando suelto la necesidad de ponerle fechas se va volviendo cada vez más fácil.

He recibido cosas tan sencillas como una pizza napolitana al finalizar la tarde cortesía de la casa, como cosas dificilísimas para mi años atrás: trabajar menos y ganar más.

Y así se va convirtiendo casi en una aventura ir identificando cuál es el enredo que va a inventar mi mente la próxima vez para hacerme dudar. Sin embargo, con el tiempo, tengo  cada vez más experiencias vividas que me permiten avanzar más rápidamente  hacia la confianza ya que no son historias sacadas de un libro, sino mi propia historia.

Y ahora pedí inspiración y llegó…pide, agradece y se te dará.
Gracias. Grazie mile.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat