LA MAGIA DEL DÍA A DÍA

Cuando recién empecé mis estudios espirituales de manera formal, creía q los milagros y/o la magia, eran situaciones que se manifestaban de manera extraordinaria, que sucedían sólo ocasionalmente y para lo cual debía realizar muchas actividades previas. Sin embargo, en la medida que fue  pasando el tiempo, fui comprendiendo varias cosas:

Nada cambia exteriormente si primero no hay primero un cambio interno. Puedo hacer miles de rituales, encender velas, sembrar cuarzos, rezar novenas, pero si no estoy comprometida con mi cambio interno nada pasa. Y este cambio consiste en ver con diferentes ojos una misma realidad. Cuando lo logro,  descubro que la magia sucede a  cada momento y en pequeños detalles, que de tan pequeños se vuelven extraordinarios.

Poder enviar mochilas por equipaje totalmente gratis en un vuelo low cost, transitar por una ciudad donde el idioma oficial es el francés, estar totalmente perdida por no tener un buen mapa y justo toparte con una española que ama Colombia porque hace 31 años adoptó en medellín a su hija;  estar totalmente segura de que la mejor manera para llegar a la estación del tren era en taxi (seguía sin hablar francés y sin un buen mapa) y que te expliquen en inglés (ese sí lo hablo por ratos) cómo coger el bus cuya parada era al frente de donde estaba, cómo comprar el ticket y que al frente de tu puesto en el bus se siente alguien que también va para la estación. Estar resignada a tener que endeudarme más de lo previsto y recibir de regalo  euros, dólares y pesos de diferentes personas que te dicen  “te mereces ésto y más”.

Y así tantas historias, tantos mensajes y tantas señales que están allí, listas para ser vividas y escuchadas sólo si soy capaz de verlas. Sólo si puedo ver mi propia realidad con diferentes ojos.

Fluir, confiar, crear, soltar y agradecer. Verbos claves en la manifestación de los milagros y la magia. Fluir con los ritmos propios del universo, confiar en que no estoy sola, crear con la certeza de que todo es posible si soy auténtica, soltar para que se manifieste en el tiempo perfecto y agradecer, pues cada experiencia vivida hace parte del milagro de la vida.

Buon cammino! 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat